Dale play … y salta conmigo

Tuve el tiempo para leer lo que ustedes escribieron en el chat durante el último Bla Bla Bla el show en vivo y aunque casi dos semanas enteras han pasado, todavía puedo vivir la intensidad de ese momento a través de sus expresiones, su generosa apertura, sus coloridos corazones que mostraron las letras negras sobre una pantalla blanca. En primer lugar, quiero darte las gracias porque a través de ese intercambio, ustedes decidieron saltar adentro ese día, y permitieron a la música y todo lo que está dentro de nuestros corazones, a viajar mucho más lejos de lo que nunca podría haber ido sola. La música puede ser estéril cuando no hay corazón para recibirla y las palabras no tendrán alas, si nadie las está escuchando y les permiten volar con el mensaje de corazón que se une a ellas.


“Estoy feliz de que pude regresar temprano del trabajo el día de hoy. Aquí están las canciones que golpearon mi corazón.”
“Sólo las primeras notas y mi corazón está lleno de amor”
“Me resulta muy conmovedor también … y tan íntimo!”
“Me encanto la forma en que se cerraron en un círculo, la conexión viajo a través de todo el mundo. No se puede romper!”
“Es como un solo corazón hablando a través de 6 voces armoniosas”
“Otra canción para el alma, más que notable! Ame el sentimiento con el que tocaron esta canción”
“Esta música no es sólo para escucharlo, puedes sentirlo en tu alma”
“Me encanta ser parte de esta historia, es una sensación de calor”
“Siempre he estado convencido de que la música tiene el poder de cambiar las cosas.”
“La música es para ser compartida para todos, pero los sentimientos y pensamientos hacia las canciones son sólo para esa persona. Esta canción es mía y pero también es tuya.”

¿Sabes lo que nos convierte en uno? No es el lugar, no es el evento al cual asistimos, no creo que sea incluso una cuestión de participación en lo que pudo haberse visto o escuchado, no tiene nada que ver con ser el mismo o estar conforme a una idea uniforme… Lo que nos hace uno, a mi entender ahora, es estar juntos de una manera tan abierta que aceptemos nuestras propias diferencias e imperfecciones, tanto como damos la bienvenida a los demás y sus propios defectos y todo eso, con un propósito… ¿cuál fue el propósito de este Bla Bla Bla? Fue para vivir el momento que nos haría sentir tan vivos, lo más cercano posible a nuestra propia alma y las emociones para que podamos darnos cuenta que esta vida vale la pena, que esta vida es nuestra para captar y definir, que esta vida es un regalo que se puede explorar y compartir.


“Porque él está cantando con fe, me conmovió mucho ★”
“Mi corazón está atravesado por la voz de Alex”
“Siempre me siento seguro por su voz”
“Mucha humanidad y calor están saliendo en cada palabra de las letras.”
“Creo que es redención… todo esto..”

La música es para muchos de nosotros un catalizador que nos ayuda a encontrar nuestro camino a casa… para encontrar la puerta de nuestro corazón y nuestras emociones… Pero me doy cuenta de que incluso si encuentro esa puerta, mi coraje para pasar a través viene cuando miro alrededor y veo a la gente tan indecisa como yo, incapacitados al igual que yo, heridos al igual que yo… y cuando nos miramos directo hacia ojos, decidimos saltar uno tras otro… no importa en qué orden saltemos … no importa cómo… ni siquiera importa dónde o cuándo vamos a aterrizar, pero lo que importa es que estamos volando todos juntos en este espacio que llamamos “NOSOTROS”, sabemos que nada puede reemplazar el viento de la vida que respiramos y la fricción emocional que se puede sentir en todo nuestro cuerpo.


“El Bla Bla Bla más emocional, un show tan especial y mágico que jamás había visto!”
“No quería que este show terminara! …”
“Para que fuera mi primer BlaBlaBla estoy tan contenta de que fuera éste”
“¡Jesús! ¡Qué tan grandioso Bla Bla Bla el de hoy”

Gracias por volar de nuevo con nosotros, por darme a mi y a muchos otros al rededor del mundo el coraje para saltar en ese “NOSOTROS”… y mientras veo la repetición de este Bla Bla Bla no sólo para recordar, sino para volver a vivirlo hoy con las alas que me ayudaron a darme cuenta que tengo. Porque lo que sentimos todos juntos no es ni la mayor parte de lo que estamos destinados a ser… Es un pequeño vistazo de lo que ni siquiera podemos entender todavía… De ese misterio profundamente arraigado en la realidad, uno que sólo empezamos a saborear, a sentir… uno que hemos ganado para permitir extender nuestras fronteras, para extender nuestros corazones… Listo para verlo? Dale play… y salta conmigo 🙂

Miss Isabel

Tags: , ,

Deja Un Comentario